Arte contemporáneo, antigüedades, mercado, coleccionismo

Casas de Subastas
<< volver

Sala Retiro

Texto por Equipo Antiqvaria

Una vez más las expectativas se han cumplido y las ventas han sido muy positivas. Pujas y público han respondido con creces en Sala Retiro.

La impresión que ha transmitido Sala Retiro sobre la subasta de los días 12 y 13 de diciembre ha sido de que ésta resultó muy positiva, ya que ha vendido un tanto por ciento muy elevado de los lotes. Las pujas fueron disputadas y el público, a pesar de la coincidencia de fechas con las subastas con otras dos salas, fue fiel a la convocatoria de Sala Retiro, tanto en la sesión de pintura como en la de Artes Decorativas y Joyas.

El capítulo de mayor aceptación fue quizás el de las Artes Decorativas, cumpliéndose sus expectativas de venta. La pieza más importante y sobresaliente de toda la subasta fue, quizás, sobre todo por su singularidad histórica, un cántaro en plata española punzonada realizado hacia 1630 y perteneciente al Honrado Concejo de la Mesta, adquirido por el Estado en el precio de salida, 15.000.000 de pesetas. El Estado se adjudicó, además, el óleo sobre lienzo titulado 'La partida de cartas' de Manuel Barrón, en 3.800.000 pesetas, y un abanico oriental 'mil caras' del primer tercio del siglo XIX realizado para la exportación, en 90.000 pesetas. También destacaron las colecciones de escultura, tanto en mármol como en bronce, así como las vidrieras de Josep Buigas i Sans, que llegaron a alcanzar elevados precios de remate. Las piezas más relevantes fueron, entre otras, 'Ceres', escultura en bronce dorado, de escuela italiana, del siglo XIX, firmada por C. Buni, vendido en 1.900.000 pesetas, 'Juegos infantiles', escultura en mármol, de A. Piazza-Crarara, escuela italiana del siglo XIX, vendido en 1.300.000 pesetas, y 'Contuso', escultura de mármol, de Enrique Clarasó y Daudi, vendido en 425.000 pesetas.

En cuanto a la colección de vidrieras, hubo dos lotes muy disputados, el que correspondía a una 'Diana cazadora', que alcanzó las 450.000 pesetas, y una pareja de vidrieras, que representaban 'La vendimia', y que se remataron por medio millón de pesetas cuando su precio de salida había sido de 90.000 pesetas.

Los muebles siguen atrayendo al público, sobre todo los del estilo Carlos IV, del que se vendió una cómoda mallorquina, de principios del siglo XIX, en madera de nogal, limoncillo y palorrosa, en su precio de salida, 1.500.000 pesetas, mientras que el mueble español de alta época no consiguió los resultados deseados. Merece, sin embargo, un lugar en nuestro relato un frente de chimenea francesa del siglo XIX, que se vendió en 950.000 pesetas como pieza de alta decoración.

La pintura ha seguido las pautas de las últimas subastas y ha alcanzado muy buenos resultados de venta, especialmente en la pintura del siglo XIX y contemporánea, lo mismo que se ha observado un estancamiento de la pintura religiosa de escuela, mientras que las primeras firmas consolidan su cotización. Los remates más destacados fueron el óleo sobre lienzo 'Parral mallorquín con bodegón de frutas' de Hermen Anglada Camarasa, rematado en 33.000.000 de pesetas; un acrílico sobre lienzo 'Sin título' de Juan Genovés, vendido por 9.700.000 pesetas; 'Cristo con la cruz a cuestas' de Luca Giordano, que alcanzó 6.000.000 de pesetas; 'Las Meninas y la vida', dibujo de Picasso, vendido en 4.500.000 de pesetas; el óleo sobre tabla 'La Oración en el Huerto' del Taller de Miguel Ximénez, vendido en 2.500.000 de pesetas; 'Natividad', de Escuela sevillana, de la segunda mitad del siglo XVII; el 'Retrato de Antonio Vazo' de Federico de Madrazo y Kuntz, rematado en dos millones de pesetas, o la pareja de cobres 'El arca de la Alianza' y 'La curación de la hemorroisa' de Frans Francken II, vendidos por 1.800.000 pesetas.

contador de visitas