Arte contemporáneo, antigüedades, mercado, coleccionismo

Casas de Subastas
<< volver

Finarte: importante colección de pintura del XIX

El día 14 del pasado mes de marzo, Finarte realizó en Madrid una excepcional subasta de 172 lotes de pintura española del siglo XIX y primer cuatro del XX. Los resultados fueron bastante positivos.

Texto por Javier López

El planteamiento de la propia sesión poseía de entrada unas virtualidades que hacían conveniente la observación de los resultados. Aunque en casi todas las subastas que se celebran en España aparecen un destacado número de lotes de este tipo de pintura, no había existido antes una subasta monográfica sobre ella. Mayor relevancia tomaba este tema al proceder toda de fondos hasta este momento desconocidos en España. Se trataba de obras que el coleccionista no había tenido antes oportunidad de ver.

Por otro lado, este mes de marzo debía servir para intuir el pulso del mercado de las subastas en la nueva situación de moneda compartida y en unos momentos en los que la economía mundial navega en un mar de dudas.

En esta situación los resultados de esta puja tienen unos componentes de análisis que transcienden a lo meramente anecdótico.

La importancia del lote de calidad

La primera conclusión que puede extraerse de lo acontecido es que aún en tiempos de dudas el lote excepcional encuentra un comprador en precio razonable. Dicha tendencia ya se había anunciado en la subasta del día anterior, en la misma sala, dedicada a muebles y objetos de colección. En ella, una cruz procesional en plata, con punzones madrileños del siglo XVIII, del platero Andrés Sevillano, se remató en 40.250 euros, y una placa de porcelana de Alcora, firmada por Rocafort, vendida en 13.500 euros.

Más del 50% de ventas

Las pujas del día 14 confirmaron las buenas expectativas que se habían creado. Las ventas supusieron el 54% de los lotes ofertados. Merece ser destacado el suave tránsito desde cuadros como 'Interior de iglesia', de José Villegas, que se remató por su precio de salida, 6.000 euros, 'Murcianos' de Joaquín Agrasot, que subió de 12.000 hasta los 16.000 euros, 'Soldados con caballos', de José Cusachs, rematado por los 18.000 euros de su arranque, lo mismo que 'La buenaventura', de José Rico, vendido en 11.000 euros y 'Camino del santuario', de Ricardo Brugada Panizo, rematado en su precio de salida de 17.000 euros, mientras que 'Niño en la huerta', de Manuel Benedito Vives, fue vendido por 12.000 euros cuando su precio de salida era de 10.000.

En medio quedaban obras como 'De vuelta de la pesca', de Enrique Martínez Cubells, portada del número 203 de 'Antiqvaria', vendido por 32.500 euros, casi el doble de su precio de salida, que era de 18.000. También 'Paisaje con lago', de Luis Graner y Arrufi, vendido por 20.000 euros desde los 11.000 euros de su salida, 'Merienda en la venta', de Mariano Barbasán, que se vendió en su precio de salida, 30.000 euros, 'Jugadores de cartas', de Juan Pablo Salinas, que conseguía un precio de 47.500 euros cuando había salido por 36.000, o, finalmente, 'Jardín del Alcázar', de Manuel García y Rodríguez, que superaba con creces su precio de salida, 23.000 euros pues fue vendido por 27.500.

Pero el calor comprador ascendía a cotas bastante más elevadas al llegar al óleo sobre lienzo titulado 'La salida del baile', de José García y Ramos, que casi duplicaba su precio de salida de 35.000 euros para alcanzar los 60.000 euros, o el óleo sobre tabla 'Plaza de la Constitución', de José Navarro Llorens, que subió de 46.000 hasta los 70.000 euros o 'Fuente santa', de Julio Romero de Torres, que se vendió por 75.000 euros cuando había partido de 46.000. El punto culminante lo alcanzó 'Familia de pescadores', de Enrique Martínez Cubells, que desde los 46.000 euros de partida lograba los 120.000 euros.

contador de visitas